Reportaje de La Vanguardia

Danzad, danzad, malditos... y obtendréis todo esto a cambio

  • Los cuatro beneficios únicos del baile

Danzad, danzad, malditos... y obtendréis todo esto a cambio
La danza hace que el cerebro genere una mayor reserva cognitiva (Multi-bits / Getty)

 
De una forma u otra, en clases, eventos o simplemente por desconectar de la rutina durante el fin de semana, millones de personas alrededor de todo el mundo bailan cada día.
Además de ser divertido, varios estudios científicos han descubierto que bailar tiene numerosos beneficios para la salud. Y es que con el ejercicio físico estimulamos diferentes áreas del cerebro, explica el Dr. Pablo Irimia, vocal de la Sociedad Española de Neurología.
El secreto para obtener los beneficios de la danza está en practicarla con regularidad”
En este sentido, la danza es el mejor ejercicio que se puede hacer. Ya que su complejidad, al combinar movimiento y coordinación, hace que el ejercicio -físico y mental- sea más completo.
Esta mezcla se debe a que al mover nuestro cuerpo al ritmo de la música se activan diferentes zonas relacionadas con el movimiento, según afirma Irima, “el área motora que se encarga de controlar el movimiento, la zona frontal del cerebro en la que está la coordinación del movimiento, y el cerebelo y los ganglios basales -que también se relacionan con el movimiento-”.

Mejora las capacidades cognitivas

Practicando danza frecuentemente aumentan las sinapsis neuronales
Practicando danza frecuentemente aumentan las sinapsis neuronales (ALFRED PASIEKA/SCIENCE PHOTO LIB - ALFRED PASIEKA/SCIENCE PHOTO LIB / Getty)
La estimulación de la mente que genera el baile se ha relacionado mucho tiempo con las posibilidades de prevenir enfermedades como el Alzheimer y otros tipos de demencias.
Una investigación, llevada a cabo por distintos departamentos del Albert Einstein College of Medicine, descubrió que bailar -si se hace frecuentemente- es la actividad física que más protege el cerebro ante la demencia.
El baile no es solo la actividad física que mejor protege el cerebro ante la demencia, sino que además favorece a la integración social”
En este estudio, que duró 21 años, los investigadores descubrieron que a través de la danza se genera el cerebro genera una mayor reserva cognitiva y aumentan las sinapsis neuronales, es decir, las conexiones especializadas entre neuronas.
Y no hace falta ser mayor para hacerlo. Mientras antes empecemos a bailar, más reservas cognitivas tendrá nuestro cerebro. Y es que, el baile ayuda “mantener la actividad intelectual más intacta”, indica el vocal de la Sociedad Española de Neurología.
Además, matiza el experto que, dado que se trata de un ejercicio que normalmente se realiza en grupo, “favorece a la integración social y a las relaciones”.

Mejora el equilibrio

El baile se usa como terapia de rehabilitación para enfermedades que generan daños a la movilidad y al equilibrio
El baile se usa como terapia de rehabilitación para enfermedades que generan daños a la movilidad y al equilibrio (Jared Alden - Jared Alden / Getty)
Es, precisamente, el hecho de que la danza combine el movimiento y la coordinación lo que hace que nos ayude a mejorar nuestro equilibrio y nuestras capacidades motoras.
De ahí, que se use en terapias de rehabilitación para enfermedades como el Parkinson y otro tipo de problemas neurológicos -como un ictus- que generan daños a la movilidad y al equilibrio, explica el Dr. Irimia. Algo que también ocurre por el simple paso del tiempo.
El baile mejora la capacidad motora”
Este tipo de terapias se probaron en un estudio realizado por la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington. En él, los participantes mostraron mejoras en la velocidad al caminar y el tiempo de reacción.
Además, también se observó un progreso en la capacidad motora y cognitiva. Todo esto gracias a bailar al ritmo del músicas como el jazz, el folk y el tango.

La danza de la meditación

danza
danza (Agustina Rossello / EyeEm - Agustina Rossello / EyeEm / Getty)
Sobre el tango se han descubierto más beneficios.
Científicos de la Universidad de New England (Australia) querían determinar si este tipo de baile podía ser tan efectivo como la meditación mindfulness para reducir los síntomas del estrés, la ansiedad y la depresión, además de generar bienestar.
Los resultados confirmaron la hipótesis inicial. Según el estudio, los niveles de insatisfacción de los participantes se “redujeron significativamente” en todos los aspectos.
Por esto, los investigadores recomiendan una terapia conjunta, entre meditación y tango, para personas con depresión o problemas de estrés.

Te mantiene en forma

Bailar es una actividad física cardiosaludable
Bailar es una actividad física cardiosaludable (Aleksander Rubtsov - Aleksander Rubtsov / Getty)
Por supuesto, además de los beneficios que aporta al cerebro, bailar ayuda a mantenerse en forma.
Y es que, indica el vocal de la Sociedad Española de Neurología, como “cualquier actividad física cardiosaludable ayuda a perder peso y mantener la tensión arterial baja”.
Así que si eres de esas personas que, por timidez, entonan aquello de “no se bailar” olvídate del miedo a hacer el ridículo y lánzate a la pista de baile. Y es que, asegura Irimia que “no hay un baile concreto” para obtener todos estos beneficios. Lo que si es necesario es hacerlo con regularidad.

Comentaris